DESCRIPCIÓN:

Existe la creencia de que los muertos acuden a la casa familiar en forma de insectos, por lo cual nadie debe probar los alimentos antes que ellos ni matarlos, ni espantarlos.

Se celebra del 30 de octubre al 2 de noviembre.
Tiene como objetivo rendir homenaje a los fieles difuntos mediante la elevación de cantos y rezos, la provisión de alimentos, así como visitas al cementerio y a la iglesia.

Según las creencias a los muertos se les otorga permiso una vez al año para visitar a sus familiares. A las almas en pena que no tienen donde llegar, se les coloca fuera de cada casa una pequeña ofrenda con una veladora, pan de la región y una taza de chocolate para que puedan comer y alegrarse.

Se coloca sobre la mesa un mantel vistoso y nuevo adornado con papel de china multicolor que se pica formando una interesante gama de figuras, la mesa es techada, debe existir un arco cuyo significado es el cielo, se adorna con estrellas de tepejilote.


GALERIA: